29 jul. 2011

Ni calma, ni miedo, ni lágrimas, ni ostias..

Que el llorar sirve de poco; y el gritar, para quedarte afónica. El reír para arrugarte y el arrugarte, pues para nada. El comer para engordar; y el beber para olvidar. Las fotos están para borrarlas, y los recuerdos para hacer daño. Las canciones para cantar, y el cantar para que llueva. La lluvia para encerrarte, y para encerrarte mucha paciencia. La paciencia para el estudio, y el estudio para llegar a lo más alto, ¿y de allí? a lo más bajo. Jamás y te digo ya, que jamás tendrás lo que quieres, porque si lo quieres es porque no lo tienes, y si no lo quieres es porque ya lo has tenido. Porque si lo has tenido te importaba y si te importaba lo has perdido.



7 comentarios:

  1. Es precioso pero a vez es muy triste. Nada dura eternamente lo unico que podemos hacer es disfrutarlo mientras podamos. Pasate por mi blog. Un beso!!!!!!!
    http://enbuscadeloquedesconozco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Siempre podemos intentar recuperarlo..
    aquí un corazón roto más.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Ysa había leído este texto y me encantó :)
    Es genial, además de cierto!!

    ResponderEliminar
  4. Totalmente real, seguí así me encanta tu blog ♥

    ResponderEliminar