21 jul. 2011

Ser valiente no es solo cuestión de suerte.

Sí, así es. Me gusta subir el volumen cuando escucho mi canción favorita porque necesito desaparecer de este mundo de vez en cuando. Soy muy compulsiva, grito demasiado y rio con facilidad. Miento si digo que no me gusta cantar. Me gusta recordar aquellos momentos en los que era tan feliz y que se me escape esa sonrisilla. Me paso todo el dia en el ordenador o con el móvil, me muerdo las uñas, me cuesta demasiado olvidar a personas que en algún momento me hicieron sonreír pero aún así me hicieron daño. Lo sé, no soy perfecta, pero tampoco me preocupa demasiado.




3 comentarios:

  1. Bien por vos! No hay que empeñarse en ser perfectos, sino en ser como cada uno es!

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  2. Coincido en todo contigo :) A veces es imposible olvidar a gente que un día fue importante para nosotros pero que ya no lo es.
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  3. Yo me siento exactamente igual que tu y sin embargo soy un chico

    ResponderEliminar