31 ago. 2012

La de veces que tendremos que arrepentirnos..


La de veces que nos quedan.. A veces nos enamoramos de la idea del amor, otras todo se reduce a un cuerpo buscando otro cuerpo inconscientemente. Lo que no has vivido es lo que te llena de dudas, supongo. Todas esas vidas a las que debes renunciar porque solo tienes una, y es ésta, y ésta se está pasando. Todas esas despedidas seguirán ahí hagas lo que hagas. No vas a poder evitarlo. En eso consiste el juego: en esconderte de los demás, pero con una excusa. "Creía que hacerse mayor otorgaba algo más de control, por lo menos mi caso no es así, hay cosas que aun no sé decir...".  He vivido tantas veces eso de ver tu no-futuro ante tus ojos, acojonarte, y tener que tirar para delante aun así, porque no hay otro modo, porque todos andamos igual de perdidos, aunque suene pesado decirlo tanto. Hay veces que con unos ojos te vale y puede que no sea bonito, no siempre querer será poder, pero ten por seguro que sin querer no podrás.
Aunque vayas perdiendo a 15 minutos del final, aquí todos arrastramos heridas, y también tratamos inútilmente de esconderlas. Al final quedará una historia, la tuya, que será de la forma en que quieras recordarla, pero ten claro que serán los actos los que digan tus palabras. Serás tú ante ti mismo, sin chaleco salvavidas. Y no es malo.
Al fin y al cabo de algo hay que morir. O de alguien...