30 jun. 2011

Yo he crecido cerca de las vías y por eso sé, que la tristeza y la alegría viajan en el mismo tren.

Con el paso de los años nada es como creemos que es, nos damos cuenta que los sueños no se cumplen por si solos, que tenemos que luchar para hacerlos realidad. Si no abres bien los ojos, muchas cosas no se ven. Todo lo malo y lo bueno caben dentro de un papel. ¿Quieres ver el mundo? Mira, está debajo de tus pies.



No hay comentarios:

Publicar un comentario