14 de ago. de 2011

Para aprender hay que caer, para ganar hay que perder.

Y así, poco a poco aprendiste que cerrarte no serviría de nada; que lo más valioso que puedes ganar en esta vida es la experiencia, y que lo mejor que puedes poseer es un recuerdo digno de mencionar.
No puedes aprender a levantarte sin haberte caído antes y no puedes subir a lo más alto sin
 

tropezarte por el camino y dejar que las cicatrices ayuden a no olvidar tus errores.



6 comentarios:

  1. Me encantó.Muy verdadera!
    te pasas? (:

    ResponderEliminar
  2. Que gran verdad, no? Me ha encantado ♥

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog ♥, desde ya te sigo! . Si querés pasarte por el mio: http://lettmeloveyou.blogspot.com . Un beso(:

    ResponderEliminar
  4. Que linda entrada, me encanto, y tambien tu blog. Obviamente te sigo, y espero que puedas pasar a darme tu opinion. Besos :) www.rehabformy.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola, preciosas letras desnudan la belleza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos..

    ResponderEliminar