21 ago. 2011

Queria comerme el mundo, y me lo bebí sin querer.


Hoy tengo ganas vivir la vida, de dejar de pensar en el " que dirán" y empezar a pensar, en " me la suda lo que piensen los demás". De creer en lo imposible,  de lanzarme al vacio, sin tener miedo de que no haya nada debajo. De gritarle al oido que ya no le soporto, aunque sea mentira. De contarle a todo el mundo que los deseos no se cumplen; los deseos de compran. Pero que los sueños sí. Las heridas se curan con el tiempo y a partir de ahi hay que disfrutar de todo lo  que venga.  Tengo ganas de  tropezar con la  misma piedra, por enésima vez, contigo.
Tengo ganas de decirte que no eres el unico, hay 20 más, pero tú eres el primero.
De reirme hasta acabar llorando. De prometer algo a quien me ha echa daño que nunca voy a cumplir. Tengo ganas de apostar que no voy a volver a caer, y perder después.
De hacer fotos comprometidas, de soltar piedras a todas horas, y de contar los sueños que cumplo.



3 comentarios:

  1. Así se habla. Pasa del que dirán que tu vida es tuya :)
    Me gusta leer entradas así de positivas!!

    ResponderEliminar
  2. Precioso :)
    Tenemos que aprender a ser nosotros mismos y a la mierda todo lo demás.
    Un besito ^^

    ResponderEliminar
  3. la estoy pasando mal,me siento sola y vacina.y estas cosas como otras buenas,son las que me hacen reflexionar GRACIAS

    ResponderEliminar