4 may. 2011

Y yo jamás te olvidare, tu acuérdate tambien de mí.

Creo que no siempre me he portado bien con los demás o conmigo misma.. Pero por suerte, cuando me dí cuenta aún no estaba todo perdido. Abri los ojos mas allá de mí misma, mire las cosas desde otro punto de vista incluso me puse en su lugar. Al principio no me encajaba todo, pero poco a poco me hice a la idea de que cada uno debía seguir su camino, cada uno por separado; que si el azar nos quiere juntar ya nos juntará. Lo que NO fue nada fácil escuchar algún que otro comentario, fingir que todo iba bien aunque por dentro me derrumbaba, ayudar a gente que aunque sonara extraño vivía lo mismo que yo ; aún asi darle un consejo y que a mi no me funcione NINGUNO.
Los días iban transcurriendo y no te podía olvidar, al principio encontraba de idiotas intentar olvidarte, pues me habias hecho feliz y siente te iba a recordar, Despúes me dí cuenta de que mi vida no lo necesitaba, que no era tan importante ni imprescindible, que podía llegar a cualquier lado con tal de perseguir mi sueño y tener ilusion. A partir de aqui fuistes desapareciendo de mi cabeza, y la verdad me sentía muchísimo mejor.
Ahora sé que puedo mirate a la cara sin sentirme vergonzosa, ahora puedo mirarte a la cara y decir te quise, pero pude ser  y no fue. Te puedo decir gracias, porque gracias a ti me hice mas fuerte, se hasta donde llegan mis límites.
También te puedo decir que si me preguntan por ti sacare una gran sonrisa, simplemente por todos los momentos que he vivido junto a tí.

3 comentarios:

  1. Lo importante y primordial es quererte a ti misma, porque nadie lo hará como tú, nadie te verá como tú te ves y si tú no te ves bien, ellos tampoco lo harán =)

    ResponderEliminar
  2. Dios, que increíble... en estas dos últimas entradas has descrito mi situación a la perfección!!
    Los recuerdos duelen, y mucho. Pero es cierto que de ellos se aprende, aunque para ello tenga que pasar bastante tiempo... un tiempo que, seguramente, duele más que los propios recuerdos a su lado.
    Escribes de maravilla, de verdad! No pares :)

    ResponderEliminar