24 ene. 2012

Y que llamen a mi puerta, pa' que sepa que es verdad, que esta vida te devuelve lo que tú le das, y que pase el tiempo, que mientras tú rías no habrá pena en este mundo que haga sombra a mi alegría!

Que la vida tiene más momentos malos que buenos, pero eso es lo de menos, ya que sin esos malos los buenos no serían tan especiales. Y con el tiempo y la experiencia una aprende, que caer es lo de menos si tienes a tu alrededor manos que te ayudaran a levantarte. Y que te secan las lágrimas que no debes desperdiciar por nada ni por nadie. Recuerda que si tu lloras, ellos lo harán contigo, y tu no quieres verlos llorar ¿Verdad?
Porque al fin y al cabo la vida te devuelve lo que tu le das, aunque hay caminos ya lo sabes.
Pero da lo mismo cual elijas, todos los conduces tú, y que con ladrillos, tiempo y un buen cimiento vas a construir una bonita muralla alrededor de ese camino.
Para que ni las bombas que van directas a ti logren romperlo.
¿Sabes? Mi abuelo siempre me decía que no esperara nunca a nadie, sera verdad que esperar siempre duele,   
Que aunque la vida son dos días hay que ir lento, disfrutando cada instante, cada momento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario