19 dic. 2011

La vida es una rueda que gira aunque no te muevas..

Entonces se dio cuenta como de real llegó a ser todo aquello, y que aunque todavía no lo supiera, sin lugar a dudas, era él. El que iba a cambiar el curso de su vida, y el que como no le podía bajar la luna le acompañaba a ver cada noche las estrellas.
No era alguien normal, de esas personas que te encuentras en cualquier lugar, el era ese algo que te dejaba el mundo patas arriba para luego arreglarlo todo con un:
''No tengas miedo si todo va mal pequeña, ¿Que mas importa si estamos juntos?''
Nunca un te quiero le había llenado tanto, y nunca esos besos a escondidas le había echo sentir algo parecido.
Cayó en sus manos como una hoja al suelo un día de otoño.
Se dejo enloquecer por esas manos, y esos ojos tan especiales, que le decian con certeza que ese amor, sería siempre eterno. 


¿Que mas importaba si tenia al lado al amor de su vida?
Porque aunque ella no lo supiera, el mundo había parado de girar.

1 comentario: